PLAN PREPARA-te

Os voy a contar una historia… La historia de una mujer, independiente, activa, trabajadora, responsable, formada… lo que viene siendo una mujer joven aunque sobradamente preparada (así se ha llamado a casi una generación completa). Seguro que conocéis a muchas personas así, verdad?

Parece el inicio de una carta de presentación, de un currículum o una carta de motivación. Pues no va muy desencaminado, porque el artículo de hoy trata sobre la búsqueda de empleo, o más que eso, sobre la situación actual de derechos y prestaciones.

Esta historia comienza hace algo más de un año, cuando esta persona se enfrenta a un despido improcedente de un trabajo que le apasionaba y desarrollaba con gran interés, motivado por una baja por Incapacidad Temporal (Pendiente de juicio después de 14 meses… Mirad como corren para los juicios que les interesan, verdad? Solo hay que ver lo rápido que se sentó al juez Elpidio)

A partir de ese despido, esta mujer decide que ha llegado el momento de “renovarse o morir”. Tal como describía al principio, se trata de una mujer activa en muchos aspectos de su vida… Activa laboralmente (en estos momentos, lo que le dejan), activa socialmente, con inquietudes intelectuales, y en constante búsqueda del cambio y la mejora personal y social.

Valorando su ámbito de trabajo, y las carencias de recursos actuales, decide ampliar su campo de intervención. Desde ese momento, y mientras cobraba una prestación por desempleo, decide formarse en una nueva disciplina, y al poco empieza a trabajar en este nuevo sector. Eso sí, un trabajo por horas, no excesivamente bien pagado… pero al fin y al cabo lo suficiente para mantenerse mínimamente activa, y no perder la salud mental en la horizontalidad de su sofá. En ningún momento se ha acomodado, ni ha cesado en su búsqueda de empleo…

Bien, pues pasados 14 meses de su despido, habiendo agotado la prestación después de meses haciendo equilibrios para alargar su duración lo más posible, visitando la oficina del INEM (actual SEPE) semana sí, semana también… Esta mujer se encuentra con que ya no tiene derecho a vivir. ¿Suena duro, verdad? Bueno, pues casi casi es así. Resulta que a día de hoy una vez que agotas tu prestación por desempleo si eres una mujer, soltera y sin hijos, no tienes derecho a NADA. Al parecer si esta mujer tuviera hijos tendría derecho a pagar un miserable alquiler con 426€ (JA!), a comer y a pagar recibos. Pero como no ha tenido la suerte de poder tener descendencia, porque ¿cómo planteárselo?, pues no tiene derecho a vivir, sí, a vivir… Para mí vivir implica tener las necesidades básicas cubiertas, o me equivoco mucho?

Plan PREPARA-te

Existe un Plan llamado PREPARA (de estos que se sacó de la manga Mariano), muy gracioso sí… Para acceder a él tienes que llevar desempleada más de 12 meses, no tener prestación ni el más mínimo ingreso. Incompatible con cualquier tipo de empleo. Lo pongo más claro…

Como ya imaginaríais la mujer que describo en este artículo soy yo misma, era de esperar… En la actualidad trabajo la grandiosa jornada de 1,5 horas a la semana!! Para hacerse rico, verdad? De hecho, estoy pensando montarme un palacete, ejem… Todo por lo legal, con mi seguridad social, mis cotizaciones, mis retenciones y el miserable sueldo que te puede proporcionar una jornada tan reducida. Pues bien, por ser todo taaaaan legal, NO PUEDO ACCEDER NI A ESTA MÍNIMA AYUDA! Y digo yo… luego resulta que se escandalizan de que haya gente que trabaja en B, pero como hacerlo sino!!?? A mi desde luego no me salen las cuentas… Qué debería hacer? Renunciar a hacer ese trabajo que tanto me gusta hora y media a la semana, para poder acceder a esos 400€ del plan PREPARA? Pedir que me contraten en “negro”? Me convertiría de esta manera en un parásito social como nos vienen llamando últimamente a los desempleados con prestación? O debo seguir trabajando pero dejar de pagar las facturas? Si alguien tiene respuesta ante este cúmulo de sinsentidos por favor que me lo explique, porque yo ya hace tiempo que no entiendo nada…

Anuncios

2 Respuestas a “PLAN PREPARA-te

  1. He estado en tu misma situación. Soltera, parada, sin hijos, hipotecada y sin prestación. Ahora tengo trabajo pero ya sé que no quiero vivir en este país. Que se lo metan en el culo.

    • Gracias por tu comentario!
      Mi problema es que yo quiero vivir en este país, en mi comunidad, en mi ciudad… Me agarro a ello con uñas y dientes, y mi pareja lo mismo. No tenemos derecho a elegir donde vivir? Y, no tenemos derecho a mantener unas condiciones de vida dignas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s