Y llegó la Navidad…

grinch

 

Mis amigas siempre me dicen que soy como El Grinch, y razón no les falta. Cómo no sentirse o apoyar a un personaje cuyas características principales son la crítica por el consumismo y el materialismo predominante en estas fechas, olvidando los motivos espirituales originarios de las mismas!

Pues sí, soy El Grinch y además atea, con lo que en estas fechas no siento que tenga nada en absoluto que celebrar, al contrario… Me revuelve ver la idiotez humana incrementada día a día, la manipulación de los medios de comunicación y el borreguismo de una amplia mayoría de la sociedad, que se deja influenciar por las luces artificiales de colores que iluminan las noches de la ciudad sólo para decirte, ¡consume, es Navidad! ¡No hace falta tener conciencia estos días! ¡Tira la casa por la ventana y come como un animaliño, como si no hubiera mañana!

Eso sí, en cuanto llegue el día 31, replanteate tu vida, márcate unos buenos propósitos de año nuevo, y promete que a partir de ahora serás mejor persona, comerás de forma saludable y te apuntarás al gimnasio… Puagh!

Mi propósito de año nuevo es seguir siendo yo misma, preocupándome de las cosas que de verdad importan, tratando de ser feliz con poco y hacer felices a los de mi alrededor con cariño y comprensión. Tratando de ser consecuente todos los días del año, pero sin fustigarme si un día flaquean las fuerzas y no lo soy, porque como leí hace poco “lo bueno de ser libre es que te puedes permitir no ser coherente por un día”.

¿Tú también eres un poco Grinch? Pues comparte esta breve reflexión a ver si conseguimos remover alguna conciencia 😉

 

Anuncios

La ley de la atracción, ¿realidad o ficción?

¿Ley de la atracción? Muchxs ya sabréis de lo que hablo, otrxs ni habréis oído hablar de esta ley como tal… Yo no supe que tenía este nombre hasta ayer por la noche viendo Cuarto Milenio, donde se generó un debate muy interesante y enriquecedor desde mi punto de vista.

Para quien no sepa aún sobre qué trata esta ley os hago un pequeño resumen:

Según la Ley de la atracción, la vida de una persona se ve condicionada por sus pensamientos (conscientes o inconscientes), argumentando que cada pensamiento es una unidad energética que se devuelve a la persona en forma de una onda similar. Algunos autores llegan a utilizar frases tan determinantes como “te conviertes en lo que piensas” o “tú obtienes las cosas que piensas; tus pensamientos determinan tu experiencia”.

¿Qué opináis al respecto?

Yo creo que como en todo hay una parte de verdad y una de mentira. Como en todos estos nuevos movimientos, surgen muchxs charlatanxs a la espera de rentabilizar su palabrería aprovechándose de las personas en una situación de máxima necesidad. Pero intentemos ver la parte de verdad que hay.

Desde el estudio de la psicología y de las neurociencias, se sabe y se ha demostrado científicamente que es verdad que una actitud positiva y proactiva ante la vida suele traer para uno mismo efectos más positivos que si mantuviéramos una actitud negativa y pasiva. Para entenderlo mejor, pongamos un ejemplo: imagina una persona que recientemente ha perdido su empleo, ¿qué es más fácil? ¿que encuentre un nuevo empleo si cree en sus posibilidades, si lucha por sus metas y tiene una actitud positiva frente a la búsqueda y sus capacidades? ¿O que lo encuentre manteniendo una actitud catastrofista, culpando a la situación y rindiéndose en el sofá de su casa?… Simple, ¿verdad?

Os voy a poner otro ejemplo, imagina que estás atendiendo en un negocio de cara al público, tienes un mal día, pero te esfuerzas por sonreír a los clientes, ser amable, agradable y dinámica ¿qué crees que recibirás a cambio? Y ahora plantéatelo al revés, tienes un mal día, y solo eres capaz de recibir a tus clientes con cara seria, y comentarios secos y pasivos. ¿Cuál de las dos actitudes crees que hará que recibas mejores resultados para ti y para tu negocio?

Estos son dos ejemplos muy básicos de lo que habla la ley de la atracción, parece sensato, ¿no? El problema llega cuando intentan fundamentar todo esto en la física cuántica, y en la vibración energética emocional y su repercusión sobre el universo. Aparentemente no hay estudios de física cuántica dedicados a fundamentar la ley de la atracción, y ahí viene lo peligroso. Esta gente se aprovecha del desconocimiento de las personas para intentar crear una pseudociencia con pinceladas de religiosidad, en la que simplemente con pensar algo positivo lo atraemos para nosotros mismos. Lo más peligroso es que llegan a jugar con la fe de las personas haciéndoles creer que se pueden llegar a curar enfermedades muy graves solo con desearlo.

Con respecto a esto, y para que la gente no se confunda, tengo que decir que lo que sí está demostrado desde la psicología y las neurociencias es que una actitud positiva puede afectar sobre el sistema inmunológico e influir sobre la evolución de una enfermedad, pero nunca apoyará el abandono de un tratamiento proponiendo como único remedio de sanación la terapia positiva, aunque sí como un posible complemento, como mínimo, no perjudicial.

Por otro lado, tengo que decir, que es verdad que podemos engañar en parte a nuestro sistema nervioso y conseguir así una mejora en nuestro estado de ánimo y consecuentemente en nuestro entorno por las repercusiones básicas que esto conlleva. Después de estudiar, impartir y experimentar la risoterapia me atrevo a afirmar (sobre esto también hay estudios) que el simple hecho de reír, aunque inicialmente sea forzado, genera la segregación de sustancias en nuestro cerebro que nos hacen sentir bien, sentir placer, felicidad y así mejorar nuestro estado general de salud reforzando el sistema inmune.

Así que resumiendo, la ley de la atracción, siempre desde mi punto de vista, es posible que tenga partes de verdad, cosas que podamos aprovechar para nuestro bienestar, siempre desde un trabajo personal de mejora y crecimiento personal. Pero por otro lado, creo que hay que alejarse de cualquier tipo de tendencia y dogmatismo que se fundamente en la creencia de fuerzas sobrehumanas, y que no explique en profundidad sus teorías con datos concretos y estudios serios.

¡Tenemos que saber que la fuerza y la energía para el cambio está únicamente en nosotros mismos y nuestro trabajo personal!

¿Abrimos debate?

Mitos sobre el ahorro energético en el hogar

En torno al ahorro de energía en el hogar hay mitos que han calado entre la población, hasta aceptarse por el imaginario colectivo como veraces. Sin embargo, muchas de esas premisas no se ajustan a la verdad. Y es que, al contrario de lo que esgrimía Goebels acerca de que “una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”, en el ámbito del ahorro, al final, los números se imponen.
944155 main bombilla 4 4 3 Mitos sobre el ahorro energético en el hogar
Un estudio de principios de año realizado entre el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) y Eurostat resalta la importancia del ahorro energético en el ámbito familiar. El informe refleja que los hogares españoles consumen el 17% de toda la energía final y el 25% de la electricidad, con un gasto medio anual por hogar que alcanza 990 euros.
Según la Agencia Internacional de la Energía, el potencial de ahorro de los hogares españoles es de 19.611 GWh, una cantidad que permitiría iluminar todos los hogares españoles durante un año. De ahí la pertinencia de desterrar ideas contrarias al ahorro y que dañan además el medio ambiente. Estas son algunas de esas falsas ideas que no ayudan a ahorrar.
1. Lavar a mano los platos consume menos que el lavavajillas: falso
Diversos estudios avalan el uso del lavavajillas frente al lavado de platos tradicional. Un informe del Canal de Isabel II y BSH Electrodomésticos España refleja que, frente al lavado tradicional a mano, con el uso del lavavajillas los platos quedan más limpios, se ahorran 30 litros al día y se consume un 10% menos de energía.
Eso sí, han de ser aparatos eficientes de bajo consumo (en el momento de adquirirlos, hay que fijarse en su etiquetado energético), que permitan elegir la temperatura del agua y reutilicen el calor para el posterior aclarado o secado. Con respecto a otro no eficiente, elegir un electrodoméstico eficiente representa un ahorro, durante su vida útil, superior a un 70% del consumo energético.
Según un estudio de la Universidad de Bonn, la cantidad de agua que consume un lavavajillas clase “A” es de unos 15 litros por lavado, frente a los 119 litros del lavado a mano para la misma cantidad de vajilla. En uno biotérmico, que dispone de una entrada de agua caliente, el consumo se reduce al calentar el agua con gas o mediante energía solar, no con electricidad. Los expertos recomiendan utilizarlo cuando esté lleno, elegir el programa adecuado y cargarlo por la noche, ya que el consumo de red es menor.
2. Apagar la calefacción consume más que mantener una temperatura constante: falso
En muchos hogares es habitual conservar una temperatura media durante las 24 horas, ya que se considera que apagar y encender la calefacción acarrea un mayor consumo de energía y, por ende, de gasto. Aunque es preciso un pico de calor para alcanzar de nuevo la temperatura deseada, el saldo final de energía consumida es ventajoso.
Según un estudio de la Oficina Verde de la Universidad de Zaragoza, si se limita la temperatura a 16ºC entre las diez de la noche y las seis de la mañana, se puede recortar en torno a un 13% el consumo anual de combustible, con respecto a lo que ocurriría si se mantiene una temperatura constante de 20ºC. Con el apagado el ahorro es aún mayor. La nueva reglamentación en España aconseja regular los termostatos a 20ºC en invierno y es que 1ºC más de temperatura puede suponer un 7% más de consumo.
3. El modo espera (standby) apenas consume energía: falso
Dejar los aparatos eléctricos apagados en modo espera supone un gasto de 231 kWh al año, casi lo mismo que el consumo medio anual del lavavajillas (246 kWh) y mucho más que el del ordenador (172 kWh), según datos del último estudio del IDAE en colaboración con Eurostat.
Esto supone el 2,2% del gasto medio de energía de las casas, lo mismo que el consumo medio del horno (231 kWh) y mucho más que el del ordenador (172 kWh) o el resto de electrodomésticos (76 kWh). El standby representa cerca del 5% del consumo de los hogares.
4. Por su escasa superficie, la pérdida de calor por las ventanas es residual: falso
Se esgrime que al ser una superficie muy reducida con respecto a la superficie total de la vivienda, esa pérdida no es muy importante. Los estudios de diversos expertos reflejan que entre el 25% y el 30% de la calefacción gastada en los hogares se destina a cubrir las pérdidas de calor que se originan en las ventanas.
Según un informe de la Universidad de Zaragoza, los sistemas de doble cristal o de doble ventana pueden reducir hasta en un 50% la pérdida de calor con respecto a los cristales sencillos.
5. Mantener los fluorescentes encendidos gasta menos que si se encienden y apagan cada vez: falso
Otra falsa idea muy extendida entre los hogares es que el gasto de energía al dejar los tubos fluorescentes encendidos es menor que si se apagan y encienden cada vez. De manera errónea, se sustenta en una explicación similar a la de la calefacción.
En cambio, los estudios han demostrado que pese a que al encender un tubo fluorescente se precisa un sobreconsumo de corriente eléctrica, este apenas dura una fracción de segundo. En iluminación incandescente, el tiempo máximo de ausencia que no compensaría el apagado y encendido posterior se reduce a tan solo 0,3 segundos.
De ahí que el gasto sea mucho mayor si se deja siempre encendido. Ahora bien, la vida del fluorescente puede acortarse si se apaga y se enciende en repetidas ocasiones. No así las lámparas de Led, que permiten los encendidos y apagados sin avería. Las bombillas de bajo consumo suponen un ahorro energético. Su precio es superior al de las tradicionales, pero su vida útil supera los cinco años y consumen un 80% menos.
6. La cocina eléctrica gasta menos que la de gas: falso
Los expertos aseguran que las cocinas eléctricas o vitrocerámicas consumen cuatro veces más que las de gas. El IDAE recomienda, en caso de disponer de una cocina eléctrica, utilizar baterías de cocina, sartenes y cazos con fondo grueso difusor. Así se logra una temperatura más homogénea en todo el recipiente.

Obsolescencia programada

Hace no muchos días he conocido el término “Obsolescencia programada”… ¿Qué es esto pensareis algunxs? Pues una manera más de hacer que funcione la cadena de consumo de esta sociedad totalmente consumista en la que estamos metidos. Concretando más, ¿nunca habéis notado que las cosas / electrodomésticos / aparatos en general ya no duran como antes? Bien, pues esto pasa porque esta es una más de esas cosas que tienen controladas bajo nuestra ignorancia. Cada vez acortan más la vida útil de los objetos para generar en nosotrxs nuevas necesidades, y con su corta vida hacernos consumir unos productos determinados cada cierto tiempo.

¿No os parece incompatible que la tecnología avance a una velocidad de vértigo, pero que cuando antes un televisor te podía durar 20 años sin que nadie se sorprendiera, ahora con 10 (y eso con suerte) esté más que obsoleto y ni si quiera puedas darle unos golpecitos para que funcione (como se hizo de toda la vida…) porque no tienes ni dónde dárselos de lo estrecha que es…? Mejor ni hablemos de la telefonía móvil, ¿cuánto duraba un móvil de los primeros? ¿Y cada cuanto cambiamos el móvil ahora? Bien, pues sabiendo lo que sé, y lo que he aprendido, voy a poner todo de mi parte por intentar no dejarme llevar por esta cadena absurda de consumo… Tengo una tele viejuna, sí, ¿y qué? ¿Me da servicio? Sí, ¿para qué la voy a cambiar? Mi compañía de telefonía móvil me acosa ofreciéndome móviles de última generación porque se acabo mi contrato de permanencia, ¿funciona el mío? ¿Me da el servicio que me tiene que dar? Sí. Pues no lo cambio.

Me niego a tirar a la basura cosas que funcionan. Este sería el momento perfecto para hablar de las Redes de trueque que hace tiempo están surgiendo, y de las cuales espero poder sacar cada vez más provecho, para poder intercambiar esas cosas que por algún motivo a mi ya no me dan el servicio que necesitaba, pero siempre le pueden ser útiles a otrxs. (Ya llevo varias experiencias personales de intercambios en las que las dos partes quedan  muy satisfechas: una por no tirar algo “nuevo”, y la otra por cubrir una verdadera necesidad). Si alguien está interesado en estas redes hay un montón, aunque yo os puedo hablar en concreto de la Red a la que pertenezco yo, Rede de Troco de A Coruña (Página de facebook: http://www.facebook.com/pages/Rede-de-Troco-da-Coru%C3%B1a/198331630208001, y grupo: http://www.facebook.com/groups/redetrococorunha/).

La “Rede de Troco” es un grupo de personas unidas con una misma motivación, evitar la sociedad de consumo o participar de ella únicamente con un consumo responsable, a partir del intercambio de tiempo y de servicios, además de objetos materiales en buen estado. Suele ser gente bastante concienciada con el tipo de consumo que realiza, y algunxs entran con la intención de mejorar en este aspecto (vease mi caso… 😉 ). Para más información sobre el tema, no dudeis en poneros en contacto con el grupo o la página.

Por último, os dejo un regalito, a cuento del tema que nos ocupaba al principio de esta entrada, la “Obsolescencia programada” : 

Esta es la sociedad en que vivimos… ¡Pero siempre podemos intentar mejorarla! Volvemos al concepto inicial de este blog de que con pequeños gestos es como se pueden alcanzar grandes logros.

Aprende a cuidar el planeta ahorrando energía

Después de ver el gran acogimiento, y seguimiento que ha tenido y continúa teniendo el artículo publicado en este mismo blog en el mes de Diciembre (“Aprende a ahorrar energía http://tinyurl.com/ctzrkqm), hoy me he encontrado con uno de similares características en otra web muy interesante, la cual creo merece mención. El artículo nos da 20 consejos de cuidado del medio ambiente y ahorro energético y dice así:

A continuación, os proponemos 20 consejos para cuidar el medio ambiente. No requieren realizar grandes esfuerzos sino que tan sólo se demanda un poco de educación, cambiar malos hábitos y voluntad en aportar nuestro granito de arena para preservar nuestro medio ambiente.
1. Apague las computadoras por la noche, no las deje encendidas ni en hibernación.
2. Utiliza ambas caras del papel, tanto al imprimir como para anotar en el mismo. Tras su uso por qué no almacenarlos y llevarlos a una recicladora?
3. Evita el consumo de agua embotellada. Usa un contenedor reutilizable o toma del grifo.
4. Cierra el grifo del agua cuando te cepilles los dientes. Ahorrarás casi 4 litros de agua.
5. Acorta la ducha. Por un minuto menos en la ducha ahorrarás casi 20 litros de agua.
6. Recicla los envases de vidrio. No te olvides que tarda un millón de años en descomponerse en la naturaleza.
7. No precalientes el horno a menos que sea necesario, sólo enciende el horno después de poner el plato en el mismo.
8. Apaga las luces que no necesitas.
9. Deshazte del correo postal innecesario así evitarás la tala de cientos de árboles para la fabricación del papel.
10. Utiliza fósforos en lugar de encendedores, de esta manera podrán descomponerse más fácilmente.
11. No utilices una guía telefónica de papel, usa un directorio en línea en tu computadora.
12. Evita lavar el auto en un servicio de lavado. Lava el coche en casa usando un recipiente de agua y trapos. No uses la manguera porque desperdicias mucha agua.
13. Solicita tus estados bancarios por Internet, así evitas usar innecesariamente papel.
14. Compra baterías recargables, pese a que son más caras que las convencionales, a mediano plazo recuperas la inversión, además que evitarás que sigan contaminando.
15. Pague sus facturas por Internet, ahorrarás millones de árboles cada año. evitando que sean talados.
16. Usa bolsas reutilizables, las bolsas de plástico son una plaga que daña al medio ambiente.
17. Has las compras del mercado a granel, evitarás comprar cosas innecesarias y generarás menos basura.
18. Baja el termostato, por cada grado más bajo en el invierno ahorrarás un 10 % en su factura de energía
19. Planta un árbol, ayudarás a preservar el medio ambiente y podrás aumentar el valor de la propiedad .
20. Camina o anda en bicicleta cuando puedas porque es mejor para el medio ambiente y para la salud.

(Fuente: http://unhuertourbano.blogspot.com.es/2012/01/20-consejos-para-cuidar-el-medio.html)

Echádle un vistazo al resto de la web, tiene muy buenos consejos sobre autogestión, consumo responsable, ahorro energético… A mi personalmente me ha gustado mucho, y por eso he querido compartirlo con vosotrxs.

(Se admiten nuevas aportaciones sobre el tema!!)

Aprende a ahorrar energía

Como continuación a un artículo de hace un par de meses, he encontrado más remedios para favorecer el ahorro energético en el hogar. Consejos más sencillos y alcanzables para cualquiera en su hogar, y he querido compartirlos con vosotrxs.

¡Debemos empezar por un cambio en nuestros hábitos diarios, y si tenemos interés en mejorarlos, estar atentos a los pequeños detalles!

¿Sabeis que la forma más rápida y barata de frenar el cambio climático es usando menos energía en el hogar? Aquí van algunos consejos para que puedas empezar a ponerlos en práctica.

Con la calefacción

  • En invierno, regula el termostato a una temperatura media de 20 -21º C (es la temperatura recomendada y saludable).
  • Purga los radiadores cada año para que el calor se transmita bien.
  • El calor humano (siempre que sea posible) es una buena opción! Nos hace estar más cariñosos, más felices y es la forma más natural de entrar en calor 😉

Con los electrodomésticos

  • Frigorífico: Procura que las gomas de las puertas estén en buenas condiciones y evita la formación de escarcha en el congelador.
  • Lavadora y lavavajillas:  Lavar en frío o a baja temperatura para consumir menos electricidad.
  • Con la plancha: No planches hasta que tengas una buena cantidad de ropa acumulada. Te ahorrarás tener que precalentar la plancha en muchas ocasiones.

Con la iluminación

  • Aprovecha la luz del día todo lo que puedas y recuerda apagar siempre las luces al salir de las habitaciones.
  • Sustituye las bombillas normales por las de bajo consumo. El precio es mayor pero amortizarás la inversión, pues consumen un 80% menos y duran 8 veces más.

Con los “vampiros” eléctricos

Son aparatos eléctricos que, aunque apagados, siguen consumiendo energía: televisores, consolas, ordenadores, radios, cepillos de dientes recargables… cuya posición “stand by” no significa que no sigan consumiendo energía. ¿Qué debes hacer? Pues intentar tenerlos conectados a una regleta que puedas desenchufar cuando no los estés usando.

Con el agua

  • Lávate los dientes con el grifo cerrado. Mientras cepillas, no es necesario que el agua siga corriendo.
  • Si tienes lavavajilas, ponlo cuando está lleno, al igual que la lavadora.
  • Si es posible, compra dosificadores de agua para poner en los grifos. Reducen el caudal de agua siendo igualmente operativa para lo que tengas que hacer, pero logrando que el desperdicio de litros sea mucho menor.
Con estos fáciles y sencillos consejos, entre todxs iremos haciendo lo poco que está en nuestras manos contra el cambio climático, además de favorecer nuestra economía familiar. El resto está en manos de “los poderosos”… ¡Pero que al menos no puedan decir que lo que está pasando es porque las personas “de la calle” no colaboramos!

Fuente: http://www.proximaati.com/article/hogar/ahorrar-en-casa/ahorra-energia.aspx

15 alternativas sencillas para que tu hogar sea más sostenible

Buenos días a todxs:

He encontrado este artículo para empezar el nuevo curso con pequeños cambios en el hogar para convertirlo en un hogar un poquito más sostenible. ¡Espero que os guste!

http://www.canalsolidario.org/noticia/15-alternativas-sencillas-para-que-tu-hogar-sea-mas-sostenible/27339

Me gustaría añadir otro punto que personalmente estoy llevando a cabo:

– Teniendo en cuenta que por lo general llevamos una vida bastante sedentaria he empezado a subir y bajar las escaleras de mi casa andando. Vivo en un séptimo piso, no os penseis que es un primero… Pero mi planteamiento es que así ahorro en salud y en energía. Se ahorra uno o dos viajes del ascensor, si es que no está en tu misma planta, y además, poco a poco te pones un poco más en forma y la circulación de tus piernas mejora si eres (como yo) de lxs que no tiene más remedio de pasar horas sentada en el trabajo.

¿Qué os parece? ¿Lo intentamos?