Educación: Nuestra Re-Evolución

educa

Cuando trabajas a diario con menores y sus familiares más cercanos (padres, madres, abuelos y abuelas, tíos y tías…) te das cuenta de dónde surgen muchos de los actuales problemas de la sociedad, y temes por los que a consecuencia de una mala educación pueden aparecer en un futuro.

Muchas personas no se dan cuenta de que la educación puede ser el principio de una re-evolución social profunda, de que es precisamente por donde debemos empezar si queremos cambiar el mundo… De que debe de haber una unión entre los agentes educativos formales e informales, una distribución equitativa de los cuidados, y una implicación personal por parte de todas las personas que trabajamos directa o indirectamente con infancia, o que simplemente convivimos con ella.

Es importante tomar conciencia de que las personas adultas nos convertimos en modelos a seguir o que pueden influenciar en futuros comportamientos de los menores del entorno. La manera de actuar ante diferentes situaciones de la vida diaria, influye y mucho. Y más teniendo en cuenta que la principal vía de aprendizaje es la observación.

Últimamente me ha tocado pasar bastante tiempo con preadolescentes, y es ahí donde te das cuenta de muchos de los errores que se están cometiendo educativamente hablando. ¿es normal que una familia de cuatro miembros con el padre y madre en el paro le regalen a una niña de 8 años (sí, de 8 años…), tres móviles diferentes en cuestión de meses y todos del último modelo del mercado? ¿Qué tipo de valores estamos transmitiendo con esto? Que lo más importante es lo material, que el cariño se expresa así, que estás por encima de las demás personas, que las cosas no hay que ganárselas? Y no solo me preocupa esa niña, que actualmente cumple 12 años y por supuesto por su cumpleaños tendrá el último modelo de iPhone, me preocupa que las familias de los y las menores del entorno no sean capaces de hacer ver que eso no es lo adecuado, que realmente lleguen a creer que eso es lo que necesitan y que acaben sintiendo un vacío por no tenerlo.

Dicho esto, creo que todas las personas que estamos en el entorno debemos preocuparnos de hacer pensar, reflexionar, y crear una visión crítica en esas “pequeñas esponjas” que se pueden acabar convirtiendo en el agente social de cambio imprescindible para crear un mundo mejor donde los principales valores sean el amor, la solidaridad, el compañerismo… Y no la envidia, la competitividad y el individualismo.

Cada una de nosotras y cada uno de nosotros, debemos responsabilizarnos de nuestro papel educativo y de cómo afectan nuestros comportamientos en el entorno. ¡Creemos una re-evolución con educación!

Y llegó la Navidad…

grinch

 

Mis amigas siempre me dicen que soy como El Grinch, y razón no les falta. Cómo no sentirse o apoyar a un personaje cuyas características principales son la crítica por el consumismo y el materialismo predominante en estas fechas, olvidando los motivos espirituales originarios de las mismas!

Pues sí, soy El Grinch y además atea, con lo que en estas fechas no siento que tenga nada en absoluto que celebrar, al contrario… Me revuelve ver la idiotez humana incrementada día a día, la manipulación de los medios de comunicación y el borreguismo de una amplia mayoría de la sociedad, que se deja influenciar por las luces artificiales de colores que iluminan las noches de la ciudad sólo para decirte, ¡consume, es Navidad! ¡No hace falta tener conciencia estos días! ¡Tira la casa por la ventana y come como un animaliño, como si no hubiera mañana!

Eso sí, en cuanto llegue el día 31, replanteate tu vida, márcate unos buenos propósitos de año nuevo, y promete que a partir de ahora serás mejor persona, comerás de forma saludable y te apuntarás al gimnasio… Puagh!

Mi propósito de año nuevo es seguir siendo yo misma, preocupándome de las cosas que de verdad importan, tratando de ser feliz con poco y hacer felices a los de mi alrededor con cariño y comprensión. Tratando de ser consecuente todos los días del año, pero sin fustigarme si un día flaquean las fuerzas y no lo soy, porque como leí hace poco “lo bueno de ser libre es que te puedes permitir no ser coherente por un día”.

¿Tú también eres un poco Grinch? Pues comparte esta breve reflexión a ver si conseguimos remover alguna conciencia 😉

 

Re-evolución ya!

Imagen

Hoy me he levantado cabreada. Pero no es más que el resultado de una semana de caldeamiento, tras calentamiento, y vuelta a empezar…

Este país no sé ya por qué da más asco, si por sus políticos corruptos, o por su pueblo resignado… De qué se oye hablar en todas las esquinas, supermercados y bares, de la trama Gürtel, el caso Bárcenas y sus papeles, de Urdangarin y Nóos, de la Pantoja… y qué? Cuál es el resultado real? Que la gente sigue resignada, que hasta se escucha que esto siempre existió, como lo más normal del mundo…! Y mientras el resto, en nuestras casas, viendo pasar la vida, por una tele de plasma ¡eso sí!, con un salario indigno, lxs que tenemos la suerte de tenerlo… Y mejor estate calladito no vaya a ser que mañana hasta te lo quiten y encima te desahucien, o te quiten a tu mascota, que en mi caso sería de lo poco que me podrían quitar! Por qué? Porque tengo 31 años, y lo más que he conseguido tener es una pareja y una mascota, y bien feliz que soy eh! No necesito mucho más, pero esa es mi realidad. Todo hay que decirlo, eso también es por no querer entrar en el juego de los bancos…

Pero qué nos pasa? Madrid sí! Se manifiesta todos los días, Barcelona más o menos también… Pero qué pasa, es necesario vivir en una ciudad de más de 5 millones de habitantes para que haya una masa de la población lo suficientemente cabreada para salir a la calle? Sinceramente no lo creo, pero estamos dormidxs y ya no sé que hace falta para despertarnos, ¿un nuevo golpe de estado? ¿Un cabecilla que nos diga lo tenemos que hacer? Al final siempre llego a la misma conclusión, ¡somos como borregxs! Protestamos desde la seguridad que nos da nuestra casa, o entre los vecinos de confianza… La gente que pasa de los 50 y ha vivido la dictadura, aun debe tener el miedo en las carnes, ya no les deben de quedar tantas ganas de pelear (por suerte, no todos los casos son así…), pero, ¿y la gente joven?, ¿Qué está pasando? Hay que empezar a buscar soluciones, a tomar las riendas, a descabezar a este gobierno… Otros países pudieron (vease el caso de Islandia), ¿por qué no nosotrxs?

En las últimas noticias que veo parece ser que a raíz de este caso (Bárcenas) la popularidad del PP ha caido hasta hacerles perder 50 escaños en caso de que hubiera elecciones generales anticipadas, pero ¿y qué más da? Para dónde van a ir esos escaños, para el PSOE? JA, y perdón que me ría. La pérdida de escaños no puede ser más que un reflejo también de la pérdida de ganas de votar, y qué pasaría entonces… Lo de siempre, que si en vez 500.000 votan 50, el pastel ser lo reparten entre lo que hayan votado esos 50, o ¿a alguno de esta gentuza les importa que baje la intención de voto?. Mientras no se cambien las leyes, lo cual no les interesa en absoluto, están protegiditos para hacer los que les salga de los mismísimos!

Ala, y hasta aquí, creo que ha llegado para una disertación de domingo por la mañana… Quiero aportaciones, quiero debate, quiero propuesta de acciones… En vuestras manos queda!

Hoy toca reflexión!

Ayer salí a la calle, sí, a gritar! Como tantas veces llevo haciendo en el último año… Seré una “perroflauta” de esas que hablan, pero yo me pregunto ¿Sólo a los “perroflautas” nos afectan estas últimas medidas aprobadas por “nuestro querido y firmemente” apoyado gobierno del señor Rajoy? (tan apoyado hasta llegar a la mayoría absoluta, para mí ya con aires de dictadura encubierta..). No lo creo.

Pero también me pregunto, hasta cuando va a seguir la gente resignándose?? De esta apechugamos todxs, pero todxs, ¿quienes?:

– Funcionarios, sí (un elevado porcentaje no son ni mileuristas)

– Empleados generales de la empresa privada, sí. (sufrimos los recortes de nuestras empresas, y los del gobierno)

– Parados, sí. (Como son todos unos “vagos”, menos prestación! Que eso incentiva el trabajo!)

– Empresarios, sí. (Subida del IVA, del IRPF y menos incentivos para la contratación)

Estos cuatro grupos ya forman un gran porcentaje de la población de este país, pero creo que falta gente… ¿Dónde están los políticos, la iglesia, la monarquía, las grandes fortunas, los corruptos? Al final va a ser que todos son lo mismo y por eso, como les damos el poder de manejar nuestras vidas, luego encima van nos dan por culo y sin vaselina… Y ellos se van de rositas. (Perdonar por la expresión, pero creo que la situación ya es insostenible y hasta la persona más pacífica empieza a desarrollar sus peores instintos asesinos…).

Llegará la revolución? Saldrá la gente a la calle? El mundo no se cambia solo si no nos movemos unidos, y menos, si dejamos hacer a los poderosos lo que ellos quieran sólo por haberles entregado un día un voto. Que por cierto, ¿alguien conoce a algún votante del PP (en este caso porque son los que gobiernan, que el PSOE no creo que lo hubiera hecho muy diferente)? Yo no veo prácticamente a ninguno cerca, emigrarían del país? No se atreven a salir de sus casas por vergüenza?

La cuestión es, ¿quien tiene ganas de cambiar las cosas? De hacer que este gobierno dimita y dejar de estar pendientes de esa prima que nadie conocía hasta hace poco? De acabar de una vez con la Monarquía que se arrima al sol que más calienta y al que menos le baja el sueldo…? ¡Todxs a la calle! No podemos seguir así!

P.D: Y por cierto, los votantes del PP que ahora se excusan diciendo que es que no están cumpliendo nada del programa, ¿realmente se sorprenden? Por favor, alguien que se atreva a enumerar políticos que hayan cumplido sus promesas electorales… Un, Dos, Tres… Responda otra vez (no pude poner ninguno de primero porque ni creo que exista..)